El municipio depende casi en su totalidad de la actividad turística que se encuentra completamente paralizada.


Al igual que en muchos municipios, la situación económica de Puerto Iguazú se complica con el paso de los días en aislamiento. Sin embargo el municipio de las Cataratas lo siente con mayor intensidad por la falta de actividad turística, su principal actividad.

Por ello, son muchos los propietarios de locales comerciales se deben reinventar o modificar sus políticas de ventas. Gran parte ha decidido pasar de la atención en lugares físicos donde deben pagar alquiler, a brindar sus servicios por Internet, y las redes sociales son allí la principal herramienta.

Es el caso de la lencería No Name que decidió retirar la mercadería del local comercial que alquilaba sobra la calle Gustavo Eppens y se mantiene en el mercado con la venta de manera online. “Se nos hacía imposible pagar el alquiler sin poder trabajar, entonces decidimos cerrar el local pero estamos trabajando en las redes sociales, con envíos a domicilio” indico Mauro Lopez propietario de la lencería.




Comentarios