De a poco el sistema de distribución recibe agua aunque todavía cuesta que el servicio llegue a los barrios de zonas altas.


Mientras continúa el bombeo de agua potable a la ciudad de Puerto Iguazú, luego de los problemas de producción ocasionado por el bajo caudal el río Paraná, el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (IMAS) informó que los usuarios de las zonas donde no llega el servicio pueden reportar los problemas. “Hay casos puntuales en zonas altas que el agua llega sin presión, por eso los usuarios, deben acercarse a las oficinas de lunes a viernes de 08 a 12hs con su boleta y número de usuario para hacer el reclamo”, aclararon a La Voz de Cataratas.

En ese sentido, se informó además que en estos momentos están en funcionamiento tres bombas. “Una de 200m3, dos de 300m3 y una de cien. A ellas se suma la bomba en el arroyo Mbocay que no dejó de funcionar. Se está potabilizando 700m3/h”, dijo el ingeniero Iván Escobar al citado medio.

En este contexto se informó también que el río Iguazú no se encuentra estable ya que en horas de la noche sube por encima de los 5 metros y a la madrugada vuelve a bajar su caudal. Por eso desde IMAS informaron que la balsa con las bombas continúa operando, inyectando agua al caño de aducción.

“Estos 700m3 de agua llegan al cárcamo y de allí por la cañería a la planta potabilizadora. Al ingresar a las cisternas se potabiliza y se distribuye por dos vías: por cañerías de gravedad hasta la zona del Hito de las Tres Fronteras y por bombeo hasta los barrios más altos”, aclaró el funcionario.




Comentarios