La pandemia también afectará el feriado de Semana Santa y los municipios ya se preparan.


La declaración de cuarentena obligatoria que rige en el país afectó a todos los sectores de la economía y sin dudas el turismo es uno de los más afectados. El fin de semana largo que se fue significó uno de los primeros golpes para las arcas de los municipios que viven de esa industria sin chimenea que es el turismo, publicó El Independiente Iguazú.

Atentos a las medidas tomadas por el gobierno nacional, y también por sus respectivas provincias, localidades como Bariloche (Río Negro), Iguazú (Misiones) y Villa Carlos Paz (Córdoba) ya pusieron en marcha diferentes acciones para intentar sostener la situación el mayor tiempo posible. Los intendentes y funcionarios de los municipios dieron precisiones de cómo sobreviven ante esta situación.

“La pérdida es mucha, pero hoy lo importante está en la salud. Por eso necesitamos utilizar un fondo destinado a obras públicas para reforzarnos en materia de salud ya que no tenemos un sistema bueno. Contamos con un solo respirador”, le explicó un operador al mismo medio.

En Iguazú, el intendente Claudio Filippa reconoció que hay una enorme preocupación por el impacto negativo que esta situación va a tener en la comunidad. “Va a ser muy duro. No es un tema secundario, para nada. Pero hoy para nosotros la prioridad está en llevar tranquilidad y resguardar la salud de toda la población”, señaló.




Comentarios