Se comprarán más mercaderías y se buscará que las familias puedan comer en sus casas.


El intendente de Puerto Iguazú, Claudio Filippa, garantizó este lunes la continuidad del trabajo que vienen haciendo los comedores y merenderos comunitarios, en el marco del Programa de Emergencia Alimentaria que se implementó a finales del 2019.

“Dentro de las partidas que se reciben mensualmente desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, que son aproximadamente 324 mil pesos, este mes se va a adelantar una partida para la compra de alimentos”, informó.

Filippa recordó que esos fondos son administrados por el Consejo Consultivo creado al efecto, y que además de la ayuda que llega de la provincia, el municipio reforzará con un monto adicional, que será destinado a la compra de mercadería.

“Vamos a ver cómo organizamos para que la gente pueda buscar la comida, sin que haya concentración de personas”, indicó Filippa y afirmó que se entregarán más mercaderías y que buscarán que las familias puedan comer en sus casas.




Comentarios