El intendente Beck lamentó que la población no tome en serio la emergencia.


El intendente de Andresito, Bruno Beck, explicó que el municipio activó operativos para evitar el ingreso del coronavirus en medio de la emergencia sanitaria y epidemiológica. “Se trata de prevenir la llegada del coronavirus a la ciudad y que no suceda lo mismo que nos pasó con el dengue”, indicó el alcalde en Primera Edición.

Beck lamentó que la población no tome en serio la situación y que por eso se decidió tomar recaudos desde la municipalidad. “La población no ha tomado en serio esta situación. Desde el Municipio hemos tomado los recaudos del caso y colocamos dos puestos fijos de control febril sobre la ruta provincial 19 en su intersección con la ruta nacional 101, para realizar el control respectivo a todas las personas que ingresen o egresen de Andresito. Pero más que nada para concientizar a la gente que esto va en serio”, remarcó.

De igual manera, Beck reconoció que los vecinos ofrecen una buena respuesta a los controles que se llevan adelante con la colaboración de la policía. “Ahora la Policía Provincial, transita y recorre la ciudad e incentivando a la gente que se quede en la casa. Es difícil, pero no imposible. Con la ayuda de la Policía, la conciencia de cada uno y la ayuda en este caso en Andresito, nos ayuda mucho los pastores de las distintas iglesias, incluida la católica, para la toma de conciencia”, indicó.

Beck recordó los estragos que causó el dengue en su comunidad y reconoció que la situación superó a todos. “La situación nos superó a nosotros, a Salud Pública en lo que se refiere el dengue. Es como que llegamos tarde, esa es la realidad. El error básicamente estuvo en la falta de comunicación por parte del Estado. Acá la gente tomó la decisión de automedicarse y no comunicar a Salud Pública del problema y cuando nos dimos cuenta el cuadro estaba prácticamente viralizado”, lamentó.




Comentarios