Una de las pocas estrellas mendocinas de la comunicación de todos los tiempos, Lila Levinson, cumplió años y la municipalidad de Guaymallén le rindió un merecido homenaje, como hace con todos los pioneros de distintas disciplinas artísticas, que con su obra contribuyen a forjar la identidad de los mendocinos.

Lila nació un 18 de diciembre de 1937 en Pedro Molina, es hija de un inmigrante ruso Noé Levinson y de la española Natalia Álvarez, Lila Levinson se crió en una finca en San Carlos propiedad de sus abuelos rusos. Ellos vendían frutos secos y cuero y lo que producían en la tierra. Lila se inclinó por una vida más citadina y de gran exposición pública, fue la estrella del primer canal de aire que tuvo Mendoza.

Es locutora nacional, periodista, actriz y escritora. Realizó las diplomaturas en Gestión Social y Cultural (avalada por la Universidad de Valparaíso, Chile) y en Malbec, certificada por las siete universidades de Mendoza, tiene 4 hijos.

Lila, en uno de sus innumerables reportajes, contó que su idilio por la TV comenzó en los 60 “Era muy jovencita y me presenté con mi curriculum. Me preguntaron si había hecho algo relacionado a la tele y dije que no, pero yo quería intentar entrar a las oficinas como administrativa. Había un señor de una de las agencias de publicidad más grandes de la Argentina y se acercó a preguntarme si era modelo y le respondí que sí, aunque jamás en mi vida lo fui. Así empecé hace 60 años y nunca dejé de trabajar”.

Lila Levinson en su juventud mientras grababa un comercial en Canal 7 de Mendoza. Gentileza Foto: Gentileza

Trabajó 25 años en Canal 7, una década como docente universitaria y 17 años en radio Libertador. Actualmente y desde 2014 hace el programa Lila, los domingos a la mañana, en radio Nihuil.

Hizo más de 16 vendimias centrales, muchísimas vendimias departamentales, obtuvo premios y reconocimientos. El mayor de ellos es reconocer que tiene un público que la sigue.

Porqué Lila y no Noemí

Entre las muchas anécdotas que cuenta Lila Levinson una es particularmente simpática y está relacionada con su nombre. “Cuando empecé primer grado, la maestra comenzó a llamarnos a todos por nuestro nombre y apellido, y dijo Noemí Levinson. Yo ni siquiera me di vuelta. No sabía quién era Noemí. La maestra insistió: “Noemí Levinson” y yo, una vez más, no respondí. Hasta que llegó un momento en que me preguntó directamente si mi apellido era Levinson o no. Yo le dije que sí, pero que me llamaba “Lila” y no “Noemí”. La maestra me dijo “No, tu nombre es Noemí”. ¡Desconsolada quedé! A mí ese nombre no me gustaba! Y mi mamá me decía Lila desde que nací. Desde ese día, aunque supe cómo me llamaba en los papeles, decidí que mi nombre fue, es y será Lila, siempre”.

Precandidata a diputada

Lila cuenta que hace tiempo que fue invitada a participar en política, y este año entendió que algo tenía que hacer. “Tengo 10 nietos, 6 en el exterior, porque acá no se pudieron quedar y duele mucho. Mi hijo se fue en el 2001 y no volvió nunca más”, recordó y aseguró que ella ama Mendoza por eso nunca tomó la decisión de irse fuera de la provincia.

Por lo que decidió integrar el frente liberal productivista “Cambia Ya”, que llevó en la cabeza de lista para precandidatos a diputados nacionales en primer término a Josefina Canale; en segundo término a Rodolfo Vargas Arizu y Lila Levinson quedó inscripta en el tercer lugar.

Respecto de este año manifestó que “Todos los años son diferentes. Con sus cargas de cal y de arena. Un año de tristeza por perder a mi hermano querido. Un año de alegría por tanto amor de mi familia. De mis amistades. De mi público. Y de tantos reconocimientos por la labor realizada en los Medios de Comunicación”.

Entre las múltiples actividades que también llevó adelante Lila Levinson se destacan: Actúo en el Teatro La Montaña, dirigida por Juan Rossi. También hizo teatro con el director Maximino Moyano en el espacio del Auditorio Goya.

Fue creadora y coordinadora del Área de Prensa y Comunicación Social del Hospital Pediátrico Dr. Humberto Notti desde 1993 hasta 2001.

Ha participado como animadora en infinidad de eventos, locuciones, fiestas de la Vendimia nacionales y departamentales y en congresos. Condujo el programa por cable “Uniquísima” por Supercanal TVEO Mendoza (2011).

Fue guionista de los libretos de la Vía Blanca y Carrusel en las Vendimias desde 2009 hasta 2014.

También, es de destacar que recibió una diversidad de premios y reconocimientos a lo largo de su carrera.