La ciudad vuelve a salir lentamente de otros de los momentos más complejos desde que llegó la pandemia del COVID-19. En ese sentido diariamente, numerosos vecinos forman parte del voluntariado que de una u otra manera trabaja de manera voluntaria, con la población para que el virus no siga propagándose.

En este caso, es la doctora Susana Villamonte quien aseguró que “mucha gente hace un esfuerzo enorme que no se ve”, la profesional agregó, “aunque es parte de nuestra nueva normalidad, a la que tratamos de adaptarnos cada día, la pandemia está lejos de dejar de ser un problema. Esto es así en Gualeguaychú, en la Argentina y en el mundo entero. En este sentido, sigue siendo indispensable el gran esfuerzo que realizan los trabajadores del sistema de salud.

La exdirectora de Ambiente de la Municipalidad es parte del equipo, conformado por una docena de voluntarios y voluntarias, que todos los días realiza el Seguimiento Médico Covid. Los fines de semana ese grupo se reduce a “3 o 4 personas”.

“Es importante poner de manifiesto que hay muchos trabajadores de la salud que, además de seguir atendiendo en consultorio otras patologías y de estar en la guardia de febriles, llevan a cabo el seguimiento telefónico. Sacan horas y tiempo de donde no lo tienen para hacer esta tarea. Por eso, en agosto, cuando tuvimos un pico y desde el Hospital no se daba abasto, me ofrecí como voluntaria”, contó Villamonte.

Dra Susana Villamonte/Gualeguaychú

“Hasta octubre, más o menos, el seguimiento de las personas que estaban aisladas lo hacíamos todos los días. Teníamos una lista de pacientes cada uno y los llamábamos para conocer la evolución; registramos todo en una planilla de seguimiento y en la historia clínica del paciente. Si alguno tenía algún síntoma de alerta le sacabamos un turno en la guardia febril o directamente le mandábamos la ambulancia para que lo llevara al Hospital”, relató.

Actualmente, esta metodología se modificó. “A cada persona aislada en su domicilio, desde Enfermería, se le manda un WhatsApp dándole una serie de pautas y cuidados a tener en cuenta, e informándoles cuáles son las alarmas por las que se tendría que comunicar a la Línea Saludable (426025 o 15357144) o, si es una urgencia, al 107”, explicó Villamonte. 

La médica contó “al quinto día de aislamiento y en el momento del alta, lo llamamos nosotros, para seguir cada caso y para tener la seguridad de que el paciente tiene que tener el alta realmente, estamos en constante contacto con ellos, yo les dejo mi celular para que me llamen ante cualquier duda, el trabajo de contención es importante también”, remarcó la médica agregando que en las últimas semanas, se está ocupando de los llamados pendientes, que son aquellas personas que, por una u otra razón, no se han podido contactar, ya sea porque no atienden o porque cambiaron el número,

Una vez actualizados los datos de cada paciente, esa información es derivada al Nodo Epidemiológico del Hospital Centenario, desde donde completan el proceso de registro.