La familia del joven apedreado el 11 de diciembre vive horas de mucha angustia,por el estado de salud del joven, y siente que el responsable del hecho no pagará por ser menor de edad.


Bruno Oroño se encuentra alojado en la Terapia Intensiva del nosocomio de Gualeguaychú, en coma farmacológico. Actualmente la calificación de la causa es por “lesiones” y ellos reclaman que sea modificada a “homicidio simple en grado de tentativa” porque el dolo estaría probado.

El 11 de diciembre, Bruno de 18 años, recibió un fuerte golpe en su cabeza cuando transitaba a bordo de una moto. El supuesto responsable es un adolescente de 17 años que habría manifestado ante la fiscal Lucrecia Lizzi que su intención no era lesionar al joven, sino al que iba como acompañante.

Marcha de familiares y amigos de Bruno Oroño – Foto: Diario El Día

El fuerte piedrazo con un adoquín le provocó una fractura de cráneo y una lesión cerebral que dejó muerto ese sector de la cabeza. Hay muchas expectativas en que en poco tiempo más le retiren la medicación y despierte, porque hasta el momento viene mostrando signos de evolución dentro de su delicado estado.

Este lunes, la familia de Oroño y junto a un importante número de personas, caminó desde el Hospital Centenario por todo el centro de Gualeguaychú hasta los Tribunales de Gualeguaychú. El reclamo, que la fiscal Lucrecia Lizzi cambie la imputación al acusado para que pueda ser juzgado en un futuro juicio oral, aunque tenga 17 años.

Fue una movilización muy tranquila, silenciosa, que finalizó con una foto grupal frente al Palacio de Justicia y luego la desconcentración.






Comentarios