El ablandamiento de la cuarentena, trae preocupación a los profesionales médicos. "Si cae mucha gente enferma en un mismo momento, va a ser muy importante el problema para poder atenderlo, dijo el director de la Terapia Intensiva del Hospital San Antonio.


En Entre Ríos son varias las localidades que hacen preocupar a los efectores del servicio sanitario, por el relajamiento que presenta en sus pobladores. Uno de los casos se da en la ciudad de Gualeguay, donde se han presentados escasos casos de COVID-19, y esto le trajo la tranquilidad a sus ciudadanos, pero no al sistema de salud, ya que ante la posibilidad concreta de circulación del virus, no podrían responder sanitariamente.

Las declaraciones fueron dadas por el director de la Terapia Intensiva del Hospital San Antonio, doctor Marcelo Osman, quien sostiene, “si bien la UTI amplió su capacidad y está preparada para la pandemia, la población debe mantener los hábitos de prevención, la Unidad de Terapia Intensiva, ha aumentado a 11 el número de camas con respiradores, también aumentó el número de monitores y de bombas”. “Estamos bastante bien equipados, el tema es que por más que sumemos respiradores, no tenemos suficiente cantidad de gente que los pueda manejar, que es un problema a resolver”.

En relación al “ablandamiento de la cuarentena”, el médico resalta: “Me preocupa mucho la reacción de la gente de Gualeguay, me parece que no ve que estamos teniendo casos muy cerca nuestro, en pueblos y ciudades cercanas, estamos muy cerca de Buenos Aires y los riesgos que tenemos son altos”.

Además agregó “ves gente sin barbijo, atendiendo negocios, gente juntándose, que de hecho hay muchos que se juntan y no son reuniones familiares, estoy hablando de que hubo un asado acá, un asado allá, que se juntaron, que no son 10, que son más. También te enterás que con el tema de los servicios puerta a puerta viene gente a pasar el fin de semana, cuando sabemos que si viene alguien tiene que hacer la cuarentena y si viene a pasar el fin de semana no es una cuarentena”.

“Eso es preocupante —continúa—, como también el hecho puntual de que si alguno se contagia, los contagios van a ser muchos. De hecho ha pasado, en Ibicuy y Colón, todos fueron por gente que viajó o no hizo lo que tenía que hacer de cuidarse, cuando no se tenían que reunir y se reunieron, cuando no tenían que estar juntos y estuvieron”.

Osman expresó; “la gente está como que no va a pasar nada porque hasta ahora no pasó, pero no pasó porque nos cuidamos. El tema es que si llega a pasar, va a pasar en grande. Si cae mucha gente enferma en un mismo momento, va a ser muy importante el problema para poder atenderlo y, si bien creo que el Hospital está bien equipado y tiene las cosas, también es finito, tiene un número de posibilidades de hacer y después no. La gente debería entender que se tiene que cuidar”.

El riesgo de que haya muchos infectados existe y la gente no se da cuenta de que ese riesgo es importante. Muchos te dicen que el barbijo es incómodo y al último que se lo tienen que decir es al personal de salud, el barbijo es incómodo, son incómodas las antiparras, la máscara, el camisolín, el doble par de guantes, aprender a sacártelo y ponértelo y estar trabajando más de una hora con un montón de cosas en un lugar cálido, como son habitualmente las salas”, apunta.

En relación al uso del barbijo, finalmente el médico dijo, “de incomodidad a nosotros no nos hablen, ahora yo creo que es mucho más incómodo estar con un respirador. Si la gente sigue en este camino, evidentemente hay gente que va a estar en respirador. Lo que pido por favor que entiendan es que el hecho de cuidarse no es únicamente para uno, si vos usás barbijo estás cuidando a tu papá, a tu hermano, a tu hijo. Si vos usás barbijo y mantenés distancia, las probabilidades de contagio son mucho menores”. Crédito: ElDíadeGualeguay




Comentarios