Estaba jugando con el salvavidas puesto, la madre lo habría dejado solo para buscar la mamadera y cuando regresó lo encontró boca abajo. Fue derivado al Hospital San Roque de Paraná.


Un bebé de un año y cuatro meses está internado en Terapia Intensiva del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, luego de sufrir un cuadro de asfixia por inmersión al quedar boca abajo en la pileta de su hogar. 

Hospital San Roque Paraná
CRÉDITO: WEB

Ocurrió en la localidad de Gobernador Mansilla, departamento Tala. Tras el hecho servicios médicos de la localidad de Tala le realizados los primeros trabajos de reanimación y luego fue derivado a la capital provincial con un cuadro de gravedad.

El informe da cuenta que el bebé tenía puesto un salvavidas y por un descuido de su madre, terminó boca abajo en la pileta de lona. Fuente: AHORA




Comentarios