Con numerosos artístas, más de 30 puestos gastronómicos y 20 artesanos, se da el puntapié inicial para una nueva edición de la gran fiesta popular de Gualeguaychú.


Se trata de la 4ta edición de la Fiesta del Pescado y el Vino Entrerriano 2020, a realizarse los días 3, 4, 5 y 6 de enero, en el Puerto de la ciudad de Gualeguaychú. Se trata de una fiesta popular donde se podrá disfrutar de manera libre y gratuita de numerosos espectáculos.

Fiesta del Pescado y del Vino Entrerriano
Crédito: Web

Este viernes 3 de enero comienza el show con la primera velada, en el escenario mayor se presentará la reconocida Fabiana Cantilo

Cantilo: ​dueña de una de las voces más importantes de nuestro país y parte esencial de la historia del rock, se instalará en la noche entrerriana para seducir con su repertorio a los Gualeguaychuenses, pero también amiles de turistas que llegarán especialmente para la velada.

Sábado 4 de enero
Será el turno de Banda XXI. El reconocido grupo musical de la ciudad de Río Cuarto (Cba), producido por MiguelConejitoAlejandro, que desde 1999 recorre todos los escenarios del país.

Con esta formación integrada por Luis “Lucho” Castro (desde el año 2000), Santiago “Santi” Dadone (desde 2013) y Fabricio “Pupi Ortiz (desde 2018), Banda XXI esta presentando además de sus temas clásicos como: “Olvidala, Que bonito, Quiero saber de ti, Cuando me enamoro, Te pido perdón, El bombón, El mismo calor, etc.; Sus nuevos temas como: Ámame, Amor y fiesta, Tu falta de querer (Feat. Viru kumbieron), Lobo y luna, No tengo plata, Piel ajena y Amor secreto (Feat. Facu y La Fuerza); Temas disponibles en nuestro canal de YouTube, Spotify y plataformas digitales.

Banda XXI realizará una gira por las principales ciudad del país como festejo de sus “20 años de trayectoria”.

Domingo 5 de enero:
Los Tekis  (“chicos” en quichua), es un grupo jujeño de folklore, compuesto por Sebastián López en primera voz, quena y charango, Juanjo Pestoni en batería, Mauro Coletti en vientos y coros, Pipo Valdez en vientos y charango, Walter Sader en guitarra y Pucho Ponce en bajo. Sus ritmos se centran en la música del Noroeste argentino y Bolivia, como los carnavalitos, bailecitos, huaynos y taquiraris, utilzando instrumentos autóctonos como sikus, zampoñas, quenas y charangos. Debutaron en el Festival de la Serenata de Cafayate de 1991, aunque tocan juntos desde muchos antes.

Lunes 6 de enero:
La Trova Rosarina, es el nombre de un movimiento dentro de la música argentina en general, y del rock argentino en particular, que apareció a inicios de los años ’80 en la ciudad argentina de Rosario. Musicalmente la trova rosarina fue importante porque se caracterizó por ser una fusión de varios géneros musicales, lo que llevó a que en el género hubieran canciones más cercanas al rock, otras al folklore argentino, tango, ritmos rioplatenses, canción de protesta, música ciudadana o pop melódico. Lo que tenían en común sus artistas era que venían de Rosario y buscaban expresar un mensaje común de disconformidad con el régimen militar.




Comentarios