¿Quién no disfruta de un rico trago luego de una jornada agotadora? Si prefieren una bebida casera este ginger ale es una excelente opción. Y se prepara fácilmente con sólo cuatro ingredientes.

//Mirá también: Tiramisú de té matcha, el postre japonés que causa furor

Cantidades: 4

Tiempo de preparación: 15 minutos

Ginger Ale caseroCucinare | Cucinare

Ingredientes

  • 40 grs jengibre
  • 1 lima
  • 90 grs azúcar morena
  • Sal

//Mirá también: Tsunami Cakes: el truco súper fácil para hacer una torta de princesas que es viral

Preparación

  1. Pelar y rallar el jengibre fresco hasta obtener dos cucharadas de jengibre rallado.
  2. Hacer jugo con la lima.
  3. Mezclar en un bowl el jengibre rallado y el jugo de lima.
  4. Poner un recipiente en el fuego con 1/2 taza de agua, el azúcar morena y una pizca de sal.
  5. Remover hasta que se disuelva el azúcar y la sal.
  6. Dejar enfriar y mezclar con el jengibre y limón.
  7. Poner dentro de una botella de plástico de 1,5 litros con un embudo.
  8. Cerrar con el tapón y agitar hasta que la mezcla se disuelva.
  9. Añadir agua fría a la botella hasta llenarla.
  10. Mantener refrigerada en la heladera un par de horas antes de beber.

Esta es una bebida muy sana y refrescante, sin alcohol, que va muy bien como aperitivo, sola o como complemento a la cualquiera de las comidas del día.

El jengibre es un rizoma, que es tendencia en gastronomía y en coctelería por su poder aromatizador y por esos los puntos frescos y picantes que aporta.

Nutricionalmente cuenta con unas 80 calorías por cada 100 gramos, apostando vitaminas como A, B6 y C, así como sales minerales como potasio, magnesio, calcio, sodio y hierro.

Tienen una función antioxidante y de protección contra los radicales libres.

Además reduce la inflamación intestinal y puede ayudar con las dolencias e inflamaciones articulares.