Desayuno de pan casero integral y cena improvisada: cómo son las comidas de Paulina Cocina

La influencer culinaria compartió detalles de qué come en un día de grabación de sus recetas.

Paulina Cocina
Paulina Cocina Foto: Instagram/Paulinacocina

Con más de 3 millones de suscriptores en YouTube, Paulina Cocina es una de las mayores referentes culinarias en las redes sociales. La influencer suele compartir recetas fáciles y ricas con toques originales para conseguir una versión diferente de los platos más tradicionales.

A lo largo de más de una década de trayectoria en internet, la youtuber logró cosechar su propia comunidad de fans y ampliar el universo de sus publicaciones. Desde hace algún tiempo, Paulina no solo sube recetas sino también tips de alimentación, organización de la cocina e incluso se suma a los challenges más virales del momento y suele subir hasta memes en sus perfiles públicos.

También, como buena influencer, no se pierde la oportunidad de mostrar parte de su vida personal Es así cómo a través de los posteos de Intagram se pueden ver algunos de sus viajes, vacaciones, momentos familiares y algunas de sus costumbres, como su reciente publicación donde mostró cuáles son sus comidas en un día.

Paulina Cocina recomendó cómo comer mejor
Paulina Cocina recomendó cómo comer mejor Foto: captura de pantalla

La cocinera compartió en sus historias qué es lo que come en un día de grabación, es decir cuando le toca filmar sus recetas. Y diferente a lo que la mayoría puede llegar a pensar, sus comidas no son tan organizadas.

Cómo son las comidas de Paulina Cocina

“La verdad sobre qué come una cuando graba comida”, empezó en su video. Acto seguido mostró cómo prepara el pan integral para el desayuno. Según contó, todas las mañanas comienza la rutina con dos rebanadas de pan casero integral con palta y huevo, “todas las mañanas, eso es religioso”, indicó.

Paulina Cocina
Paulina Cocina Foto: instagram/paulinacocina

Una vez llegada a su estudio se encuentra con el servicio de catering que incluye frutas, frutos secos y otros snacks. Después prueba las preparaciones de sus invitados, que esta vez fueron niños que comenzaron con la serie de recetas para chicos.

“Cuando cocinás y grabás, vas picando...”, reveló pero reconoció que su almuerzo fue un sándwich de salame. Después re conoció que cuando vuelve a la casa no quiere “ver comida a 200 cuadras a la redonda”.

Su tarde sigue con mates hasta que llega la noche y vuelve a sentir hambre. “A la noche te agarra hambre, no planificaste nada”, reconoció y precisó que pidió sushi. Y cerró: “Preparo el pan para empezar el día en forma ordenada y después desordenarlo sistemáticamente”.