Desde el sábado los vecinos de Pirané, localidad ubicada al sudeste de la provincia de Formosa, no duerme por la desaparición de un pequeño de 9 años. La denuncia fue radicada por su mamá el mismo 3 de julio y desde entonces la Policía realiza operativos para dar con Juan Ángel Romero.

//Mirá también: Policía encontró sana y salva a una niña de 4 años que desapareció unas horas de su vivienda

Los familiares del pequeño dijeron que la última vez que lo vieron estaba jugando en la casa de un vecino y desapareció cuando volvía a su casa. Hasta el momento todos los rastrillajes que se llevaron adelante no dieron resultados positivos ya que “se encontraron ropas y zapatillas en los distintos rastrillajes, pero ninguna pertenece a Juan Ángel”.

Buscan a Juan Ángel Romero en Formosa.Missing Children

Es como que se lo hubiera tragado la tierra, no se sabe nada. Es increíble que no lo hayan visto, teniendo en cuenta que Pirané es chico y nos conocemos todos”, comentó desesperada Mónica, amiga de la familia, en diálogo con Radio 88.1. Los formoseños piden al Ministerio de Seguridad de la Nación que activen la “Alerta Sofía”, como pasó con Guadalupe Lucero, la pequeña de San Luis que lleva 22 días desaparecida.

La familia está desesperada porque el menor debe tomar un medicamento diario ya que sufre ataques de epilepsia: “Tiene que tomar tres veces al día su pastilla por lo que a medida que pasen las horas la situación se agrava. Ya buscamos en todo Pirané y nada”, señalaron y aclararon que las dos entradas principales del Pirané están cerradas.

Ya se han revisado las casas de familiares y amigos, y se sumaron más de 80 policías desde la capital y localidades linderas para buscar a Juan Ángel Romero. “No es la primera vez que este chico se pierde, pero esta vez no hay una pista certera y lamentablemente hubo muchas llamadas con pistas falsas”, se lamentó Mayor Pablo Torres, director general de Institutos Policiales.

//Mirá también: Búsqueda de Guadalupe: su papá viralizó un nuevo video de la pequeña

¿Cómo es Juan Ángel Romero?

La descripción física brindada por la familia detalla que el pequeño de 9 años tiene contextura física robusta, es morocho con pelo castaño y corto. Sus ojos son marrones y mide aproximadamente un metro de estatura. Lo apodan “Papi” y la última vez que lo vieron tenía puesto un abrigo color azul y un pantalón del mismo color, con zapatillas tipo botitas color negras.