El comercio de más de ochenta años de trayectoria se hallaba en un proceso de liquidación y tenía pensado cerrar definitivamente el próximo 31 de enero.


El día miércoles cerca de las 21 horas un incendio se desató en la parte de atrás del edificio de las “Grandes Tiendas La Capital” y se habría propagado hacia el frente del local. Dos dotaciones de bomberos de la policía de la provincia combatieron el fuego que en ningún momento se pudo apreciar desde afuera pero si una importante humareda.

Operarios de REFSA, la distribuidora de energía eléctrica de la provincia cortaron el suministro para facilitar la tarea de los bomberos y varias manzanas del centro de la ciudad quedaron a oscuras.

Un incidente que no pasó a mayores, ocurrió cuando una de las autobombas, comenzó a desplegar los pies estabilizadores para elevar la grúa con tal mala suerte que una de ellas aprisionó el pie de uno de los bomberos que tuvo que ser atendido por las ambulancias del SIPEC.

El incendio había sido controlado cerca de la medianoche pero quienes trabajaban para enfriar con agua el techo del local seguían arrojando líquido con las mangueras para que definitivamente el fuego no se reavivara.

Como el resto de los días y hasta el 31 de enero las tiendas trabajarían vendiendo su mercadería a mitad de su valor o con descuentos muy atractivos lo que producía que la gente que concurría a las ofertas llegara a colapsar la capacidad del local.

La empresa cambia de dueños y la firma Balbi, muy conocida a nivel nacional se hará cargo también de los empleados. Pero todo ha tomado como un clima de incertidumbre a partir de lo sucedido ayer y se esperan en las próximas horas un informe respecto de la situación y las razones de lo ocurrido ayer.






Comentarios