El insostenible régimen de ingreso administrado que el gobierno sostiene a pesar de las resoluciones judiciales provocan situaciones como cuando existía el muro de Berlín.


En el día de la madre, Carlos tuvo que ver a la suya, Marcelina de 83 años desde la orilla chaqueña del río Bermejo. Del otro lado y a unos 700 metros, en la orilla formosa, vía celular, se saludaban e intercambiaban unos minutos en un día especial.

Carlos dejaba escapar unas lágrimas por no poder compartir el momento cerca de su madre pero las imagenes del video van mucho más allá de la situación. Exponen la violación a la libertad ambulatoria de los ciudadanos en una provincia que con la excusa del estatus sanitario tiene no solo a familias separadas sino a miles de formoseños varados en rutas y por todo el pais.

Si bien la justicia federal ya le ha ordenado al gobierno de la provincia que deje ingresar a los formoseños que presentaron Habeas Corpus por la restricción inconstitucional, el gobierno apeló la medida al tribunal de Casación para no dar marcha atrás.

Lo cierto es que miles de solicitudes de ingresos a la provincia, con hisopados negativos, que tienen entre 3 y 5 meses de antiguedad ni siquiera reciben respuestas del Consejo de Atención a la Emergencia.

Insfrán está decidido más allá de la justicia y lo ilegal de la situación a continuar sosteniendo las aduanas interiores dentro de un país donde este tipo de situaciones está expresamente prohibidas.




Comentarios