Viviana Portillo es conocida por haberse pasado al oficialismo siendo tercera candidata suplente por Juntos Por el Cambio y asumir como concejal mientras usurpaba el cargo que le correspondía al titular por una maniobra del intendente del PJ.


Muchos conocen a personas que han cobrado el IFE (ingreso familiar de emergencia) y que tienen familias con un buen pasar económico y que difícilmente lo necesiten. También existieron condenados que estaban privados de la libertad que llegaron a tramitar y les aprobaron el beneficio, por lo cual inclusive los reclusos exigieron que los dejaran ir al Banco Formosa para cobrar. Esto desató un escándalo y la intervención de una jueza penal.
Ahora se suma otra cuestión similar en la provincia de Salta donde funcionarios del PAMI también percibieron algo que bajo todo punto de vista no les correspondía.

IFE de Gerardo Walter Matías

En la localidad de El Colorado Walter Rodrigo Geraldo y Matías Geraldo, hijos de la Concejal Viviana Portillo (antes de Cambiemos, ahora del PJ) quien a su vez también se desempeña como empleada del SENASA cobran ambos el IFE. A su vez su padre, el Contador Walter Gerardo es gerente de la Cooperativa de Servicios Públicos de El Colorado y la familia en general poseen campos, autos, camionetas y se dedican a la cría de ganado.

IFE de Gerardo Walter Rodrigo

Un derrotero zigzageante

La Concejal, Mónica Viviana Portillo, era 3er. Candidata suplente por la lista de Juntos Por el Cambio. El primer candidato era el profesor, Pablo López Pereira, que con un ardid del oficialismo y de manera ilegal, contando con la mayoría en el Concejo Deliberante, no lo dejaron asumir. Decían que López Pereira tenía deudas millonarias con el municipio.

Portillo unas horas antes había convencido al 2do candidato suplente que renunciara para apoyar a López Pereira pero al momento de la aceptación del cargo, ella apareció al lado del Intendente, Mario Brignole del PJ, mostrando que había engañado a propios y extraños y asumiría la banca.

Todos los opositores fueron impedidos de ingresar al recinto del Concejo Deliberante y un escándalo institucional de tantos en la provincia de Formosa quedó consagrado con total impunidad. En contra del mandato del voto popular y por fuerza de la mayoría sumisa del intendente de El Colorado la ilegalidad se hizo dueña del peor de los escenarios.

Como sigue la causa

Pablo Lopez Pereira acudió al Superior Tribunal de Justicia y la Concejal que se cambió de bando a conveniencia sumo una denuncia penal por usurpación de cargo. Lo último que se sabe es que el juez en lo Civil, Comercial, del Trabajo y de Menores N° 7 con asiento en la ciudad de El Colorado, Carlos Darío Bitar, desestimó gran parte de la deuda que la comuna le reclamaba.

Al respecto, el dirigente radical, Carlos Blas Hoyos opinó que: “Con el dictamen del juez Bitar se develó una burda y vergonzosa maniobra urdida por el intendente del Colorado a los efectos de arrebatarle la banca al profesor Pablo Lopez Pereyra burlándose de la voluntad de más de 2300 ciudadanos que votaron por una banca de la oposición , demostrando que de los seis cédulas de deuda, cinco estaban fraguadas y mal confeccionadas quedando la deuda minimizando a una cifra insignificante muy por debajo de los 135 pesos que en su momento el profesor y concejal electo supo depositar a efectos de cubrir la requisitoria. Este dictamen seguramente deberá apurar una definición de parte del Superior Tribunal de Justicia sobre laocupación legítima y efectiva de la banca, hoy usurpada por una persona en forma ilegítima, ilegal colocada arbitrariamente por el intendente”.

Finalmente dijo que: “Creo entonces que este es un caso paradigmático para que la justicia no solo se pronuncie rápidamente reparando el estrago institucional, sino que castigue severamente a quienes osaron desconocer a los mandatos de un poder republicano independiente y con más razón a quienes osaron distorsionar la voluntad popular, por eso creo que tanto que el intendente como autor intelectual del despojo agravado por haber estafado y fraguado documentos públicos, en complicidad de quien se prestó a usurpar esa banca deben ser severa y ejemplarmente sancionados, que sea de una buena vez y por todas, una señal fuerte y clara para quienes el día de mañana quieran repetir la osadía”.




Comentarios