El gobierno informó que de los 43 pacientes con COVID 19 internados en el Hospital Intedistrital Evita, 36 de ellos evolucionan sin síntomas, 6 presentan síntomas leves y uno de ellos es un caso moderado.

De los síntomas manifestados por una minoría se desprenden dolor de garganta, dolor de cabeza, tos seca y congestión nasal. El paciente moderado está siendo tratado con plasma y continúa requiriendo asistencia de oxigeno.

Los dos bebés que están siendo tratados por coronavirus en el mismo nosocomio se encuentran "estables"
y son constantemente evaluados por los pediatras.