Cerca de las 14:30 horas y en el momento del día donde más calor hacía, se estimaban 46 grados de sensación térmica, comenzaron en gran parte de los barrios de la ciudad de Formosa, cortes de energía y caídas de tensión.

Los que llegaban a tener luz, no podían hacer arrancar los acondicionadores de aire. Usuarios relataron a Vía Formosa que llamaron de manera reiterada al servicio de guardia de REFSA, la distribuidora local, sin que les respondieran los llamados.

Por la tarde, el gerente general de Refsa Benjamín Villalba explicó que la situación es ajena a la empresa distribuidora de energía y señaló que se debió a un "colapso por oscilaciones de tensión" en las localidades chaqueñas de Campo Largo y Roque Saénz Peña que repercutió en Formosa, como punta de línea de 500 mil voltios.

Cammesa, empresa mayorista de energía, informó que: "a las 14.25, mientras se estaba reponiendo la demanda, se produjo un nuevo colapso en la región del NEA por oscilaciones de tensión con 500 megavatios (MW) de variación de demanda (135 MW en Corrientes, 240 MW en Chaco y 130 MW en Formosa)".

"Nuevamente a las 15:00 y en pleno proceso de recuperación, se produjo un nuevo colapso en el área por oscilaciones de tensión, con 380 MW de variación de demanda (130 MW en Formosa, 140 MW en Corrientes y 110 MW en Chaco). Entonces se instruyó a reponer la demanda en forma paulatina", prosigue el informe de Cammesa.