Murió Silvina Luna: cómo fue el video que le abrió camino a la fama

En medio de la conmoción que generó la muerte de la modelo y actriz, se viralizó en las redes sociales la filmación del casting que realizó para entrar a la casa de Gran Hermano, en 2001.

Murió Silvina Luna.
Murió Silvina Luna.

La reconocida actriz y modelo Silvina Luna falleció este jueves a los 43 años de edad, y en medio de la conmoción no tardó en viralizarse en las redes sociales el video del casting que realizó para entrar al programa Gran Hermano, en 2001, que finalmente la catapultó a la fama.

Aquel fue un momento de quiebre en la vida de Silvina Luna, ya que el ingresó a la casa de Gran Hermano se convirtió en el puntapié inicial para su carrera artística. “Mi vida es una lucha constante, pero casi siempre logro lo que me propongo”, esto fue lo que escribió Silvina Luna en la primera ficha que debió completar para el casting de la segunda edición de Gran Hermano en el país.

En dicha ficha, proporcionó detalles como su fecha de nacimiento (21-06-80), peso (52.5 kg), altura (1.69 m), medidas (90-62-90), color de ojos (celestes), signo zodiacal (Géminis), estado civil (soltera), color de pelo (castaño) e intereses (“ser feliz, trabajar en el medio”).

Silvina Luna recordó sus comienzos en Gran Hermano. (Instagram Silvina Luna)
Silvina Luna recordó sus comienzos en Gran Hermano. (Instagram Silvina Luna)

En aquel entonces, Silvina atravesaba una situación sentimental difícil y su carrera profesional no estaba definida. “No sabía qué hacer y me anoté. Si entraba, al menos tendría techo y comida por un par de meses”, rememoró.

Silvina Luna fue la última en presentarse al casting para la segunda edición de GH. Aunque ya se había realizado una preselección de 30 personas (de las cuales ingresaban 12 a la casa), su carisma y belleza llamaron la atención de Marcos Gorban, productor ejecutivo delas primeras ediciones del popular reality en Argentina, quien decidió llamarla.

“El grupo final de posibles participantes ya estaba seleccionado. Pero me llamaron desde donde estaban realizando las pruebas de cámara y me dijeron: ‘Marcos, llegó una chica genial’. Les dije que el casting ya estaba cerrado, pero insistieron. Fuimos a verla. Era la última persona de miles. La vimos, la entrevistamos y nos pareció fascinante. Fue la última y terminó entrando a la casa”, recordó Gorban.

Una infancia complicada

Silvina Luna dejó a los 17 años su hogar en Rosario, debido a su tormentosa relación con sus padres. En varias ocasiones afirmó que en su infancia “careció de amor” y relató episodios de violencia entre su padre, Sergio, y su madre, Roxana, quienes se separaron cuando ella tenía 13 años.

Una vez en Buenos Aires, tenía planes de estudiar teatro pero todo cambió cuando se enamoró de Juan Pablo. En el casting de Gran Hermano, lo mencionó: “Fue mi primer amor, mi primer y único novio, lo amé más que a mi vida, me entregué completamente. Él también me amaba mucho, nos divertíamos tanto, no podíamos vivir separados. Viví un primer año de ensueño. Era mi príncipe azul y pensé que sería para toda la vida. Era inocente”.

El video de su casting para entrar a GH

A pesar de que la 7ma eliminada del certamen, Silvina Luna logró entrar en el repechaje con votos a favor. Tanta fue su popularidad que logró llegar a la gran final.

Así se describía Silvina Luna en aquel entonces

En su breve perfil, Silvina se describió como “sensible, cariñosa, demasiado directa, caprichosa y terca. Tengo un carácter fuerte cuando me enfado, soy compañera, sincera y leal. Confío, creo y escucho hasta que me demuestren lo contrario”.

Silvina Luna, en la casa de "Gran Hermano" de una edición muy posterior a la que ella participó. (La Voz/ Archivo)
Silvina Luna, en la casa de "Gran Hermano" de una edición muy posterior a la que ella participó. (La Voz/ Archivo)

“Necesito contención, amor, que me cuiden y quieran, y que me lo demuestren todo el tiempo. Necesito que me valoren y respeten tal como soy, con mis virtudes y defectos. Me entrego por completo a las personas que quiero, pero cuando me defraudan, sufro mucho. Tal vez mi mecanismo de defensa es ser o parecer dura, pero en realidad soy todo lo contrario por dentro. Me gusta dar y recibir amor constantemente”, reveló. Y agregó: “Detesto la soledad. A veces soy celosa y obsesiva. Lloro con facilidad”.

Temas Relacionados