La lucha del papá de Santi Maratea: es la tercera vez que le diagnostican cáncer

El padre del influencer se sinceró acerca de su enfermedad y cómo afronta este nuevo tratamiento.

La lucha del papá de Santi Maratea: es la tercera vez que le diagnostican cáncer
La lucha del papá de Santi Maratea: es la tercera vez que le diagnostican cáncer Foto: Instagram

Santi Maratea es uno de los influencers argentinos más reconocidos. El ex de Guillermina Valdés ha sido noticia en varias ocasiones por sus polémicas colectas solidarias. Así como también llamó la atención por su dura historia de vida. Ahora, su papá, Rafael Maratea, de 61 años, lucha contra el cáncer por tercera vez y habló acerca de este difícil momento.

Por tercera vez, el papá de Santiago Maratea se enfrenta a esta enfermedad que él mismo asegura “se asocia directamente a la muerte”. A pesar de los miedos lógicos, Rafael afronta con valentía esta dura batalla que el destino le pone, una vez más, por delante.

“En 1994 tenía 32 años y me apareció un linfoma de Hodgkin”, explicó el padre del influencer en una entrevista con Clarín. También hizo referencia a su tratamiento y la reaparición de esta enfermedad años más tarde: “Estuve dos años con quimioterapia y rayos, hasta que lo revertí. En 2012 me aparece un cáncer de tiroides. Ese fue mucho más leve”.

“En esa oportunidad me operaron, me hicieron un tratamiento corto y ya está, no tengo tiroides”, agregó. Sin embargo, esta vez el panorama es distinto. “Ahora me aparece un cáncer de pulmón con metástasis en vértebras y cadera”, confesó acerca del diagnóstico que recibió hace tres meses.

La lucha del papá de Santi Maratea: es la tercera vez que le diagnostican cáncer
La lucha del papá de Santi Maratea: es la tercera vez que le diagnostican cáncer Foto: Web

“Yo no puedo controlar mi destino. Me pongo en manos del universo y si me tengo que ir, habrá llegado mi hora. Lo tomo hasta con alegría”, señaló acerca de su lucha personal.

Rafael, el papá de Santi Maratea, habló sobre su lucha contra el cáncer

La primera vez que le detectaron esta enfermedad Rafael Maratea tenía solo 33 años. “Lo primero que sentí fue la sensación de fin, porque cuando a uno le avisan que está invadido por un cáncer siente que la vida se terminó”, recordó. “Mi padre había muerto por su causa en el año 85 y mi madre en el 86, cuando tenía 23 años, de manera que no había muchas esperanzas”, agregó.

“Todo se vino abajo y me encontré sin saber para dónde ir. En ese momento yo era chico, solo 33 años, gracias a Dios Mariana ya estaba en mi vida, ella se puso la enfermedad al hombro, me bancó e hizo que todo estuviera bien”, contó en una entrevista en La Nación.

A los 50 años, volvió a enfrentarse con un nuevo diagnóstico. “Uno no está preparado para luchar dos veces contra el cáncer, pero sucedió”, recordó y agregó:. “En ese instante creí que era mi momento, que ahora sí no había salida. Por fortuna volví a entender que había un propósito por cumplir y eso me volvió a cargar de energía y me dije a mí mismo que ya había vencido al cáncer una vez, que esta era otra batalla y debía ganarla nuevamente, algo que logré”.

Temas Relacionados