Según indicó Jorge López, presidente del Concejo Deliberante de Eldorado, el pedido que presentaron estudiantes secundarios de los últimos años de esta localidad para la realización de las fiestas de despedida de curso fue rechazado.

Aclaró que “en realidad no usaron la banca del pueblo, ellos solo presentaron una nota solicitando la autorización, se acercaron al Concejo y yo estuve hablando con ellos”.

“El error fue que la nota la presentó un organizador de eventos y las notas en este caso, donde hay una Ordenanza sancionada del 2018 que establece la modalidad de cómo organizar blanqueada esta fiesta de despedida, tiene que ser presentada por padres, o por los alumnos acompañados de los padres, no por el organizador del evento”.

Explicó que “justamente la idea es que no haya organizadores de eventos metidos en esto, sino que sean los propios padres y los propios chicos que se reciben quienes organicen, después pueden contratar un grupo musical, o quien le haga la cantina, esa es otra historia, pero el evento no puede estar organizado por uno de estos organizadores de eventos que justamente ayer estuvo acompañando a los chicos”.

López consideró que “es medio tarde porque estamos casi terminando la primera semana de noviembre, y esto amerita un trámite interno que implica reuniones con los padres y reuniones con los chicos”.

No autorizaron el pedido de estudiantes para realizar la fiesta de fin de curso en Eldorado.

Advirtió que “todavía en Eldorado el Comité de Crisis no autorizó eventos tan grandes ni con bailes al aire libre”.

“Si están autorizados eventos al aire libre con una cantidad importante de personas que tampoco es la que se solía poner en la despedida, porque una despedida chica es de 400-500 personas, pero hay despedidas de más de 1.000 personas, eso no está autorizado todavía” indicó.

López sostuvo que “esa nota tiene que ir al Comité de Crisis que tiene que analizar, evaluar y si autoriza el evento, recién ahí podemos avanzar nosotros con lo que hay que hacer con la ordenanza que tiene fecha de finalización, simplemente es actualizarla como se hizo en el 2019 la cual tiene pautas claras y establecidas de cómo realizar este evento”.

Yo fui el primer impulsor de estas despedidas blanqueadas, no clandestinas”, apreció.

Reiteró que “estamos complicados, la semana que viene ya es mitad de noviembre y la fiesta tiene que estar bien organizada”.

“Una cosa es que se controle o no se controle y otra cosa es que nosotros como funcionarios autoricemos un evento de 1.000 personas sin la autorización del Comité de Crisis”, manifestó.

Fuente: Norte Misionero