Miembros de la Prefectura Naval Argentina lograron desarticular una “aduana paralela” que se hallaba montada en una finca ubicada en una zona conocida como “Puerto Topo”, a la altura del kilómetro 1.736 del Río Paraná, en la localidad de Puerto Rico.

El operativo tuvo lugar debido a que personal que se hallaba custodiando la zona fronteriza divisó a distintas personas manipulando bultos. Ante lo que podría ser una actividad ilegal, se apersonaron en el lugar. Una vez próximos al sitio, detuvieron a cuatro personas que transportaban mercaderías sin el correspondiente aval aduanero: artículos de aseo personal, vinos, alimentos y dinero físico.

Tras ese operativo y en consonancia con las órdenes de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, de incrementar la exhaustividad y continuidad de los controles para neutralizar el contrabando, las y los miembros de la Autoridad Marítima Nacional iniciaron un amplio rastrillaje por toda la zona hasta descubrir una finca donde se acopiaban y ponían en circulación las mercancías.

Allí, lograron identificar que quienes administraban las operaciones clandestinas en dicho lugar manejaban, además, un estacionamiento, cuadros tarifarios para el ingreso y egreso de mercadería desde y hacia fuera del país, seguridad privada, entre otras actividades ilícitas.

Desarticularon “aduana paralela” en Puerto Rico.Prefectura Naval Argentina

Inmediatamente y tras intervención del Juzgado Federal de Oberá, a cargo del Dr. Alejandro Marcos Gallandat Luzuriaga, Secretaría de la Dra. Elida Fabiana Ozuna, libró una orden de allanamiento sobre dicha propiedad, tras lo que se detuvo a otras 83 personas presentes en el sitio, quienes quedaron en libertad sujetos a la causa.

A su vez, en el lugar se secuestraron mercaderías que estaban siendo administradas en esta “aduana clandestina paralela”. El valor de esas mercaderías superaba la decena de millones de pesos. Como agravante de la situación, durante el operativo, se incautaron armas de fuego y dinero en moneda nacional y extranjera.