Luego de que María Ovando fuera sentenciada a 20 años de presión por el abuso sexual que sufrieron su hija y una nieta, el fiscal de la causa, Federico Rodríguez, defendió la sentencia y cuestionó a la defensa.

"No presentaron ningún tipo de prueba y quieren el fallo a su favor. Había vías para defenderla y ellos no hicieron nada", señaló.

La sentencia se conoció este miércoles en Eldorado y de inmediato la defensa de la mujer adelantó que apelará la decisión del Tribunal Penal 1. Para Rodríguez se hizo justicia y se validaron los derechos de las víctimas.

"Tenían pruebas que no decían nada, si bien había vías para defender ellos no lo hicieron. Si no presentaron nada antes, ¿qué podrían presentar para apelar la decisión del Tribunal?", cuestionó Rodríguez en Stop en Línea.