Este miércoles se conocieron lo alegatos en el juicio oral donde se juzga a María Ovando y otros dos sujetos por la violación de dos niñas (una hija y otra nieta de la mujer) y corrupción de menores. Los otros acusados son Marcos Iván Laurindo y Lucas Ferreyra (ambos de 23 años). La sentencia se dará a conocer el miércoles 28.

En su alegato final, el fiscal Federico Rodríguez, solicitó la pena de 22 años de prisión para María Ovando, 18 años para Marcos Iván Laurindo y 15 años para Lucas Ferreyra, por los delitos de "abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y corrupción de menores". Las niñas abusadas son una hija y una nieta (en aquel entonces tenían 5 y 9 años de edad), de la acusada.

En tanto que los abogados, Roxana Rivas y Eduardo Paredes (quiénes representan a María Ovando) y de Alejandro Torres Muruat, defensor de Laurindo y Ferreyra. Las defensas de los acusados pidieron la absolución de sus defendidos por el "beneficio de la duda".

Al término de los alegatos, el fiscal Rodríguez, afirmó la pena que solicitó para María Ovando "es mucho más grave porque se trata de la entrega de sus tres hijas", dos están sometidas a proceso judicial como víctimas. "Está probado que los abusos comenzaron en agosto de 2013 hasta fines de marzo de 2015". "Son las pruebas que están diciendo esto, no yo. Son las tres Cámaras Gesell, los certificados médicos, los peritos que intervinieron en la causa, que dan cuenta del suceso", remarcó.