El hecho fue descubierto por la directora de la sala de nivel inicial extensión de la escuela 668.


Este viernes por la mañana, se descubrió que un número no establecido de malvivientes violentó y robó una puerta reja de la sala de Nivel Inicial Extensión Escuela 668 del barrio Cristhiansen, del kilómetro 3.

“Duele mucho el atentado a la educación de los niños ya que robar es un atentado”, lamentó la directora del NENI 2008, Norma Beltramino en Norte Misionero.

La docente explicó que la reja tenía tres candados y la puerta dañada tenía dos pasadores con candados, más el cierre convencional con llaves. Beltramino acotó que se llevaron hasta el marco de la reja.

Indicó que ambas puertas se consiguieron mediante la ayuda de los padres y por ello solicitó a la comunidad que ante la eventualidad que reciban el ofrecimiento de tales elementos lo denuncien.




Comentarios