A pesar de que Misiones no registra casos, la cercanía con Brasil obligó al nosocomio a prever un espacio.


Si bien el hospital de Bernardo de Irigoyen es de nivel 1, sus autoridades se apuraron en tomar medidas de prevención ante la pandemia mundial de coronavirus y consiguieron armar un espacio aislado para atender casos de problemas respiratorios. A pesar de que en Misiones todavía no se registraron pacientes positivos de coronavirus, la cercanía de esa ciudad con Brasil motivó a los médicos a estar preparados.

“Nosotros estamos trabajando con la guardia y con el consultorio de respiratorios, durante la mañana y la tarde. Para evitar que la población general tenga contacto con gérmenes de coronavirus, está separada la guardia general -donde asisten todas las personas que tengan alguna patología, como gastroenteritis- de la guardia respiratoria”, aclaró la directora del Samic de Irigoyen, Elena Mereles a El Territorio.

La médica dijo que separan a estos pacientes para discernir si existen señales sospechosas del Covid- 19 y activar el protocolo. “Hacemos todo lo posible, trabajando en epidemiología, estamos recibiendo a los pacientes y viendo sus síntomas. El que llega con fiebre va directamente conmigo para separar los casos comunes de los sospechosos”, afirmó la doctora Natyélle Bruna Kobs, responsable el área.

En ese sentido la profesional aclaró que en caso de algún paciente que estuvo en Brasil está el sector especial para los aislados. “Si alguien entra allí y es grave, se llama a la ambulancia para derivarlo a Eldorado. Mucha gente viene con tos o dolores de cabeza y vienen por miedo a que sea el virus, pero es otra cosa”, afirmó.




Comentarios