La propietaria, que ahora debe vivir a la intemperie, denunció que le arrebataron su vivienda. Ahora intenta recuperarla.


Malvina Thom es una vecina de la localidad de 9 de Julio, quien desde mediados de septiembre último asegura estar viviendo un infierno. Es que, según la denuncia que presentó, le usurparon la vivienda que le pertenecía anteriormente a su padre, quien falleció. Ahora lucha por recuperar el inmueble.

Los actuales ocupantes de la casa, hasta el momento, permanecen allí sin documentación alguna que respalde su estadía. Inclusive alegaron que hubo, en principio, un acuerdo entre uno de los hijos de la mujer afectada mediante el cual habrían hecho un arreglo, debido a que mantienen un lazo familiar.

La mujer afirmó que los ocupas inclusive han intentado dañar la vivienda y ocasionar diversos destrozos para lograr quedarse con ella. Manifestó que al notar la presencia de las llamas, avisó a la Policía y lograron sofocar las llamas. Ante ese hecho, aparentemente aprovecharon la situación para acusar a Thom del incendio de la casa.

Según explicó el abogado de la mujer, Anastasio Portillo, ya se realizaron los reclamos por vía judicial pero que la situación se tornó confusa a causa del supuesto acuerdo suscitado en primera instancia. Aseguró además que por ello es que no hay motivos suficientes para solicitar un desalojo.

Thom hoy se ve obligada a vivir en la intemperie, frente al inmueble que asegura ser de su propiedad, con mantas y frazadas en función de precarias paredes.




Comentarios