El mercado le facturó las contradicciones a Caputo

El dólar blue subió a $ 1.330 luego que el ministro de Economía aclaró que aún no está negociando un nuevo acuerdo con el FMI. La brecha entre el blue y el oficial se acerca al 50%.

El mercado le facturó las contradicciones a Caputo

Luego de cuatro días sin operaciones y pese al esfuerzo del Gobierno por enviar señales positivas, el mercado financiero le facturó las contradicciones al ministro de Economía, Luis Caputo, y el dólar se afianzó por encima de los $ 1.330 en la City porteña.

Hace dos semanas el jefe del Palacio de Hacienda prometió en una declaración pública que tras la aprobación de la octava revisión se iniciará una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en busca de fondos frescos para apurar la salida del cepo. La intención fue confirmada pocos días después por el presidente Javier Milei, quien también habló de un apoyo extraordinario del Banco Mundial. Sin embargo, pocas horas atrás Caputo volvió sobre sus pasos y dijo que “aún no habían comenzado” los contactos con el FMI sin dar demasiado detalles y generando nuevos focos de incertidumbre.

Ante estas idas y vueltas se esperaba la reacción de los mercados dado que sin respaldo financiero extra la pretensión de salir del cepo en el corto plazo no parece una tarea sencilla para el Gobierno.

Milei intentó desviar el foco de atención haciendo hincapié en los datos anticipados de algunas consultoras que informaron que en la tercera semana de junio la inflación fue “cero”.

Además, en una entrevista radial concedida desde Praga en el marco de la gira por Europa, el presidente insistió en que el rumbo es el correcto y que ya se están comenzando a ver los frutos. Y no desaprovechó la oportunidad para negar que el FMI le haya pedido una devaluación.

“Hay sectores a los que les conviene que haya salarios en dólares bajos y más pobres y más indigentes y nosotros creemos que funciona de otra manera la situación”, planteó el presidente.

Asimismo, volvió a calificar de “degenerados fiscales” a los legisladores que impulsaron una modificación de la movilidad jubilatoria al plantear que “el intento desestabilizador golpista y de romper el equilibrio fiscal por parte de ciertos grupos de la oposición hizo que el precio de los bonos caigan” lo cual empuja el precio de los dólares financieros.

“El problema argentino no es un problema monetario, es de competitividad, y eso no se arregla devaluando. Es como creer que las personas pueden incrementar la cantidad de carne que comen por el simple hecho de que imprime dinero. La riqueza no se imprime, se genera”, concluyó.

La reacción de los mercados

Pese a los esfuerzos del presidente por imponer su visión, el mercado no reaccionó de la mejor manera. El dólar blue alcanzó un nuevo récord nominal de $ 1.330 en la City porteña.

En la plaza bursátil también la divisa se mantuvo al alza en torno a los $ 1300. El MEP cerró a $ 1.295 mientras que el Contado con Liquidación (CCL) lo hizo a $ 1.312.

Con el mayorista en 908,50, la brecha con el paralelo quedó en 47%, acercándose a una zona que ya comienza a ser mirada con preocupación por los analistas.

Milei insistió en que esta tendencia no está vinculada por sus decisiones en materia económica sino por el “accionar de diputados irresponsables” que atentan contra el equilibrio fiscal.

Tras la pausa de cuatro días el volumen operado en el mercado oficial superó los US$ 330 millones, un 20% por sobre el promedio de las ruedas anteriores. En este contexto el Banco Central compró US$ 47 millones, sumando en el mes US$ 72 millones.

El analista Gustavo Ber consideró que “los auspiciosos datos de equilibrio fiscal, de balanza comercial y hasta las señales de continuidad del proceso de desinflación ya no activan órdenes de compra, toda vez que las miradas de los inversores parecerían estar migrando hacia un nuevo programa con el FMI, que pudiera incluso llegar a aportar fondos frescos, y a una salida del cepo”.

Los bonos y las acciones también sufrieron los vaivenes económicos y políticos, cerraron en baja y empujaron al Riesgo País a 1.440 puntos.

Nueva licitación

La Secretaría de Finanzas convocó a una nueva licitación de Letras del Tesoro Capitalizables (Lecap) y con la intención de fijar una tasa de referencia marcó que los títulos que se ofrecerán con vencimiento a septiembre y diciembre tendrán una tasa mínima de 4,25%.

El dato es clave dentro de un contexto en que el Gobierno prometió que se buscará pasar a una tasa de interés real positiva, o sea por encima de la inflación. De esta forma mantener el dinero en los bancos contrayendo la circulación de pesos en circulación. La contrapartida es un freno a la velocidad de salida de la recesión.