El Gobierno anunciará en las próximas horas medidas cambiarias y de recorte del gasto

Se esperan definiciones del ministro de Economía, Luis Caputo, y del presidente del Banco Central, Santiago Bausilli.

Javier Milei desde el balcón de Casa Rosada. Foto: La Voz
Javier Milei desde el balcón de Casa Rosada. Foto: La Voz

En línea con el discurso del presidente, Javier Milei, durante el acto de asunción, el Gobierno nacional anunciará en las próximas horas una serie de medidas económicas que incluyen modificaciones en el mercado de cambios y recorte del gasto público para alcanzar el equilibrio fiscal.

En esa misma línea, el miércoles entraría al Congreso Nacional la “Ley Omnibus” que dará el andamiaje legal al programa de gobierno que ejecutará Milei hasta 2027.

El vocero presidencial, Manuel Adorni, ofrecerá el lunes a las 8 una conferencia de prensa en la Casa Rosada en la que informará sobre las primeras decisiones presidenciales.

Se espera que en ese momento Adorni comunique los pasos a seguir por el Ministerio de Economía, a cargo de Luis Caputo, cuyas definiciones son esperadas por la ciudadanía en su conjunto para la toma de decisiones.

En la mañana del domingo se dio por sentado que dada la urgencia de la situación, Caputo también hablaría a primera hora del lunes, pero con el correr de las horas esa alternativa fue desmentida, lo cual acrecentó los rumores sobre la posibilidad de que haya un primer paquete a través de Decretos presidenciales y Resoluciones del Banco Central.

Los indicios de por dónde pasarán las primeras medidas de ajuste los delineó Milei en su primer discurso: 5 puntos del PIB de recorte del gasto público y 10 puntos reduciendo el déficit cuasifiscal del Banco Central al desarmar los pasivos remunerados.

De todas formas se descuenta que el nuevo jefe del Palacio de Hacienda deberá dar definiciones concretas en el brevísimo plazo, especialmente en el campo cambiario donde existen una serie de regulaciones que, en caso de no ofrecerse claridad, trabarían por completo las operaciones del primer día de gobierno de Milei.

La mayor expectativa está dada por el tipo de cambio oficial, que el jueves 7 de diciembre cerró a una cotización de $ 400.

La única referencia concretar al respecto es una definición de la semana pasada del ministro de Interior, Guillermo Francos, quien sugirió que un valor entre $ 600/650 sería “razonable”.

Pero el valor del dólar es sólo un aspecto de la desregulación del mercado cambiario, ya que la expectativa de los operadores pasa por conocer cómo será el funcionamiento de los mercados.

Una de las alternativas que cobró más fuerza en las últimas horas es la de un salto del dólar más cerca de los $ 700/800 y con un impuesto PAIS del 30% que llevaría al dólar para consumo con tarjeta a más de $ 1.000.

Pero con reservas netas negativas en $ 11.000, no se descarta que el Gobierno mantenga algunas medidas para proteger las arcas del Central.

La asunción  de Javier Milei desde el balcón de la Casa Rosada. (Twitter)
La asunción de Javier Milei desde el balcón de la Casa Rosada. (Twitter)

Durante ese domingo en las plataformas virtuales el dólar cotiza en una banda que oscila entre $990 para la compra y $ 1.015 para la venta, sin mayores cambios con relación al jueves 7 último día de transacciones oficiales. En tanto, los precios que surgen de los arbitrajes con criptomonedas dejan valores de $ 1000 y $ 1.040, respectivamente. Ya en los agentes de la plaza informal donde el intercambio es con billetes físicos, se ofertó a $ 1.100 para venta y se compra en $ 980.

Las decisiones en materia cambiaria están atadas al desarme de los pasivos monetarios del Banco Central a los que se refirió Milei durante su discurso en las escalinatas del Congreso Nacional.

Otro punto crucial para definir la orientación del Gobierno es el Presupuesto Nacional 2024, que sería incluido en la Ley Omnibus que se presentaría el miércoles.

Si bien la administración saliente presentó su iniciativa, deberá ser modificada casi en su totalidad, dado que Milei ya firmó el decreto por el cual eliminó 11 ministerios.

La supresión per se de estos ministerios no implica la consecuente eliminación de partidas, pero sí posiblemente un recorte de una serie de gastos adyacentes que tienen esas estructuras.

La “Ley Omnibus” también fijaría posición en lo que respecta a la eliminación del impuesto a las Ganancias para los asalariados de la cuarta categoría, que determinará además su relación con los gobernadores que le piden una compensación especial por las pérdidas que ocasionó.

En materia de precios se espera una amplia liberalización de todos los mercados. Milei ya anticipó que la Secretaría de Comercio dejará de controlar todo valor de la economía. De hecho, antes de la asunción de Milei, las petroleras Shell, Axion y Puma elevaron los precios de los combustibles 15%, mientras que YPF lo hizo en 25%.

Por tanto, caídos los acuerdos que regían hasta hoy y sin normas nuevas quedarán librados al mercado las cuotas de la medicina prepaga, de los medicamentos y de los colegios privados, entre otros bienes y servicios que estaban afectados por este tipo de legislación.

A raíz de las modificaciones en el mercado de cambios y de la liberalización de los precios, se aguarda que la inflación se dispare por encima del 20%.

La mayor incógnita está dada por el manejo de las tarifas públicas, demandantes de subsidios estatales y responsables del déficit primario. Milei siempre propició una renegociación de contratos extendiendo plazos para minimizar los aumentos, lo cual necesitaría de una serie de medidas especiales.

La otra duda sobre la cual sigue sin haber precisiones es el manejo de las empresas públicas. En el primer decreto de necesidad y urgencia firmado por Milei, el Ejecutivo se reservó la potestad de intervenir en su funcionamiento y financiamiento.

Temas Relacionados