En el amanecer del partido, Gimnasia de La Plata se puso rápidamente en ventaja ante San Lorenzo con un gol del delantero Eric Ramírez de cabeza a los ‘12 del Primer Tiempo. El Lobo había llegado con mejores chances y logró adelantarse en el marcador.

Tras ponerse en desventaja, el equipo de Bajo Flores salió a buscar el empate, a los tumbos, como podía llegar en el primer tiempo. Sin embargo, encontró en el arco del Lobo a uno de los grandes arqueros que ha surgido en este campeonato, Rodrigo Rey que tapó varias pelotas importantes.

En el segundo tiempo, tratando de empatar el partido, Ezequiel Cerutti se fue expulsado por doble amarilla a los ‘15 minutos del Segundo Tiempo. Así el equipo de Monarriz tendrá no solo que igualar el encuentro, sino que además deberá hacerlo con un hombre menos.

Después de la expulsión, San Lorenzo trato de empatar como pudo el duelo. Tratando de llegar por los costados, con Herrera o con Rojas, el Ciclón volvió a encontrarse con las manos de Rey, que la única que vez que la pelota lo superó lo tuvo a Morales para evitar la igualdad.

San Lorenzo volvió a perder y dejó una pálida imagen en el Nuevo Gasométro, con los hinchas que explotaron contra la dirigencia al grito de que “se vayan todos”. Hubo cruces entre Diego Monarriz y algunos plateistas que reclamaban los cambios del entrenador.

Ahora el Ciclón quedó en el puesto 24 con apenas 20 puntos, muy lejos de alguna chance de poder pelear algún ingreso a las Copas. Además, empieza a mirar con preocupación los promedios para la próxima temporada ante el bajo puntaje que esta obteniendo en esta liga.

Por su parte, Gimnasia volvió a obtener un triunfo importante que lo deja a tres puntos de poder ingresar a la Copa Sudamericana y se ilusiona con un regreso al plano internacional. En la próxima fecha, tendrá un duelo clave ante Talleres para definir su pase.