River Plate, flamante campeón de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), tuvo una tarde agitada en Rosario. Comenzó perdiendo 2-0 con Central pero se reordenó y consiguió el empate final por 2-2.

El encuentro se jugó en el estadio Gigante de Arroyito, que tuvo sus momentos de fiesta y nerviosismo. Los hinchas del “Canala” pudieron ver a su ídolo en lo más alto. Con sus grandes apariciones, Marco Ruben se convirtió en el máximo artillero de la historia de Central.

El equipo “millonario” que conduce Marcelo Gallardo se coronó en forma anticipada, con una sentida vuelta olímpica, tras golear a Racing Club el jueves último por 4 a 0. Sufrió y le costó encontrar su ritmo en Rosario, pero dos bombazos de Agustín Palavecino le valieron la igualdad.

Marco Ruben hizo historia en Rosario Central. El goleador abrió el partido en Arroyito con un taco que venció a Franco Armani, tras un gran desborde de Emiliano Vecchio.

El delantero alcanzó los 98 goles con el club, la misma marca que consiguió el “Torito” Waldino Aguirre. Ambos son los máximos goleadores históricos del Canalla.

La segunda mitad mostró a Central igual de aguerrido y concentrado. Una fórmula conocida le dio a Ruben su tanto número 99. De cabeza, el delantero marcó el 2-0.

Agustín Palavecino apareció para darle más oportunidades a River. De primera y con un fuerte remate, puso el descuento y quedó a un tanto del empate.

Palavecino volvió a figurar cerca del área rosarina y castigó desde afuera. El equipo de Marcelo Gallardo llegó al empate sobre el cierre.

Estadísticas de Rosario Central - River