El exdelantero de Boca Oscar ‘Junior’ Benítez quedó detenido el último jueves, imputado por el delito de violación de domicilio, amenazas, lesiones y resistencia a la autoridad, tras protagonizar un episodio de violencia en contexto familiar. Sin embargo, este viernes sumó un capítulo más a la polémica, cuando su esposa y su amante se cruzaron en la puerta de la comisaría.

La detención de Benítez, de 29 años, se dio después de que golpeara en el rostro a su exsuegro cuando asistió al domicilio de Rodríguez Peña 681, en la localidad bonaerense de Adrogué, en busca de su hija, que según su padre es víctima de violencia de género pero se niega a formalizar la denuncia.

Fuentes judiciales precisaron que el jugador “no se encontraba en sus cabales y presentaba un estado muy alterado”, por el que fue derivado al Hospital Lucio Meléndez de la zona, una vez que fue reducido por la policía.

Benítez reaccionó cuando los efectivos le pidieron su identificación e intentó agredirlos físicamente, aunque sin producirles lesiones.

Tomó intervención UFI 16 de Lomas de Zamora, que derivó el expediente a la UFI 17 a cargo del fiscal Juan Manuel Baloira, quien dispuso la aprehensión del futbolista.

Junior Benítez, exBoca Juniors y actualmente en Atlético Tucumán, detenido por violencia de género.

Otro capítulo: se encontraron la esposa y la amante en la comisaría

En el marco de la detención de Junior Benítez, esta mañana se encontró su entorno en la puerta de la comisaría donde está alojado, la 1° de Adrogué, de donde son él y su actual pareja, Ana.

La actual pareja del jugador fue al lugar con intención de verlo y allí se encontró con la esposa de Benítez, Noelia, junto a quien tiene dos hijas y con los padres.

Según informó TN, el hombre no terminó su relación con la esposa y en paralelo mantiene una relación con Ana, pareja hace alrededor de tres años y sobre quien su padre asegura que el futbolista la somete a hechos de violencia, pero ella no lo quiere denunciar.

Cómo fue la carrera de Junior Benítez

Junior Benítez actuó en Atlético Tucumán hasta la pasada la Liga Profesional (LPF). Inició su carrera en Lanús y fue campeón en 2016. Marchó ese año al fútbol de Portugal (Sporting Braga) y el siguiente llegó a Boca, donde también festejó un título (2017-18). Jugó posteriormente en Argentinos Juniors, Atlético San Luis de México y Delfín de Ecuador.