Barcelona de Ecuador fue uno de los equipos que sorprendió a todos por quedarse fuera de la Copa Libertadores. Sin embargo, ahora comenzó su camino en la Copa Sudamericana y lo arrancó con un verdadero golazo.

Es que en la victoria 4 a 2 ante Montevideo Wanders por la primera fecha del Grupo A, apareció un Damián Díaz que se llevó todos los flashes por un golazo olímpico de tres dedos que rápidamente se hizo tendencia.

El volante argentino-ecuatoriano convirtió un gol olímpico "tres dedos".

El conjunto ecuatoriano ya estaba ganando 3 a 1, en un partido donde sacó a relucir el porqué fue uno de los últimos semifinalistas de la Libertadores. Justamente, Damián Díaz venía de malograr un penal tres minutos antes, pero a los 9 del segundo tiempo sacó toda su magia.

La defensa del conjunto uruguayo se estaba acomodando para defender la pelota parada y el arquero, que se encontraba dando ordenes para que cada jugador tome su marca, se olvidó de prestarle atención a su palo. El diez argentino divisó esa desconcentración y sacó a relucir toda su precisión y reatividad a la hora de ejecutar el córner: rápidamente y ante una saga defensiva atónita, Díaz primereó a todos, pateó rápido y de tres dedos metió el cuarto tanto de manera olímpica.

Al grito de “Estas loco”, el diez empezó a hacer gestos contra la hinchada manifestando “chau, me voy. Cerrá la cancha”.