El mundo del fútbol se vio conmocionado, sobre todo en Brasil y Japón, tras la muerte repentina de Riuler Oliveira, de 23 años, quien jugaba en el Shonan Bellmare de la primera división japonesa.

El futbolista falleció de forma repentina este martes por la madrugada, sin tener causas claras de su muerte. Sin embargo, desde Brasil, hay medios que indican que habría sufrido un infarto. El club anunció que aguarda la autopsia para saber qué pasó.

“En estos momentos estamos esperando a los resultados de la autopsia. Lamentamos profundamente su fallecimiento repentino”, publicó en sus redes sociales el club japonés, en donde se desempeñaba como centrocampista.

Riuler Oliveira

Oliveira jugó en Coritiba en 2015, pasó por Athletico Paranaense por 2016 y fue parte del Inter de Porto Alegre en el 2018. Estaba en Japón hace algunas temporadas donde vistió las camisetas del JFC Miyazaki o el FC Osaka, de la cuarta división. Había iniciado su carrera en las divisiones inferiores de San Pablo y participó de la selección sub-17 en Brasil.

La cadena de noticias deportivas Globo Esporte, informó que sus seres queridos están en contacto con la embajada de Brasil en Japón para organizar el traslado del cuerpo desde Hiratsuka, al oeste de la prefectura de Kanagawa.