Maximiliano Alfredo Fernández nació en Rosario, Santa Fe hace 28 años y lleva en su ADN dos poderosas vertientes originarias de la región. Es que Maxi es hijo de padre Qom y madre Moqoit y es el 4to hijo de 8 hermanos (dos mujeres y seis varones).

Actualmente su familia vive en Quitilipi- Chaco hace ya más de 15 años y en su relato, Maxi recordó lo mucho que le costó -cuando inició su tiempo académico en la universidad- alejarse del seno familiar y de su comunidad “fue muy fuerte realizar ese corte de cordón umbilical realmente”, enfatizó.

La elección del reciente egresado de la UNNE por la Carrera de Profesorado en Geografía de la Facultad de Humanidades, tiene que ver con una cuestión de afinidad con la geografía. “Comencé a indagar en mi historial primario y secundario para ver cuál era la disciplina en la que no tenía tantas dificultades y me dí cuenta de que era bueno en geografía; fue así que me dí cuenta que era lo que más me interesaba y definitivamente eso fue lo que inclinó la balanza hacia el profesorado”, rememoró.

Cuenta -con voz parsimoniosa- que la decisión de estudiar y formarse profesionalmente en la universidad tuvo que ver con que sus hermanos mayores ya lo hacían “estudiar en la UNNE entonces fue para mí algo viable y naturalizado dentro de mi familia”, recordó.

Actualmente su familia vive en Quitilipi- Chaco hace ya más de 15 años

Vida universitaria

El ahora Profesor de Geografía de la UNNE, Maximiliano Fernández trajo a la charla las dificultades que tuvo que atravesar en su trayecto académico en la UNNE.

“La universidad me costó bastante -remarca en tono calmado- de hecho, terminé mi carrera dos años después de lo que dura el profesorado en sí” recordó.

Sabemos que la universidad implica un gran esfuerzo, y que no todo tiene que ver tanto con lo individual, sino con el esfuerzo colectivo y comunitario para avanzar en los objetivos. Cuando menciono esto, quiero hacer referencia al apoyo no tanto económico, sino más bien emocional, que es lo que te mantiene de pie muchas veces y que es la familia, la comunidad y el Programa Pueblos Indígenas (PPI) de la UNNE sin dudas”.