Walter Almirón es intendente de Itá Ibaté, pequeña comuna de un poco más de 4 mil habitantes ubicada sobre la Ruta Nacional 12 a 160 kilómetros de la Capital provincial. Aun recuperándose de Coronavirus anticipó a Vía Corrientes que la semana próxima formalizará denuncias ante la Justicia provincial por el brote de Covid-19 que todavía golpea al poblado.

“Todo se habría producido en una casa de campo sobre la Ruta Nacional 12, según algunos testimonios se habría realizado un asado y un bautismo ese mismo día. Hablamos de entre el 29 y 30 de junio”, recordó el jefe comunal a Vía Corrientes.

Tras esos eventos que no contaban con autorización se desató un brote de Coronavirus que alcanzó casi los 400 contagios en un poco más de una semana. Tanto Almirón como su viceintendente fueron alcanzados por ese brote.

“Este lunes creo que me darán el alta médico así que iré hasta Corrientes (Capital) para hacer las presentaciones formales ante la Justicia”, adelantó.

El brote

Una casa de campo es como un salón de fiestas, pero con escenografía natural campestre, por lo general son contratados para justamente eventos: casamientos, cumpleaños, bautismos. Pero esos eventos debían contar con la autorización del municipio, previo envío de listas de personas que iban a participar del mismo.

Salud Pública envió recursos materiales y humanos para atender el brote Covid-19.Ministerio de Salud Corrientes

Las autoridades comunales ya tienen en su poder testimonios de varias personas que acudieron a esos eventos no autorizados y que, además, figuran en el trabajo de trazabilidad de contagios hecho por el ministerio de Salud Pública.

Números

Hasta este sábado la localidad mantiene 307 casos activos, 26 derivaciones al Hospital de Campaña en Corrientes Capital y 2.500 personas aisladas en toda la comuna.