Cada vez es más frecuente encontrar animales silvestres en zonas urbanas. Vecinos alertaron sobre un lobito de río, oculto en un zanjón del barrio San Antonio. Hasta allí llegaron especialistas del Centro de Conservación Aguará quienes advirtieron que estos ejemplares aparecen en las ciudades, “porque su hábitat natural está destruido”.

En el Barrio Ponce también se encontró una serpiente curiyú de cuatro metros de largo, ejemplar que también fue rescatado y puesto a resguardo.

En el caso del lobito de río es Monumento Natural de la Provincia de Corrientes y se encuentra protegido por el decreto provincial N°1555/92. El director del Centro de Conservación Aguará, Daniel Segovia, indicó en comunicación con un medio radial que “la urbanización avanza sobre zonas naturales, y por eso aparecen estos animales más seguido.

La serpiente encontrada en el Barrio Ponce tiene una extensión de cuatro metros.Fauna Argentina