La titular del Juzgado de Menores N°3 de Capital, Pierina Ramírez, envió un oficio a la Jefatura de Policía de la Provincia y a las Jefas de la Comisaría 1° y 2° que corresponden a la Mujer y el Menor de esta Ciudad para que se capacite al personal que diariamente está en contacto con las situaciones de vulneración de derechos de niñas, niños y adolescentes (N.N.yA.)respecto del “trato digno” garantizado en la Ley 26.743 a las infancias “trans”.

Su pedido se basó en lo percibido en varios casos que se tramitan ante ese juzgado y en los que el trato dispensado a estos niños no fue la adecuada.

Consideró que no hay una sensibilización adecuada de parte de los funcionarios policiales en identidad de género y respeto a la diversidad sexual de nuestras infancias.

Y esa carencia “lleva muchas veces a la revictimización de quiénes siendo personas menores de edad trans concurren a las dependencias policiales”, sostuvo en el texto enviado a las responsables de las comisarías.

Pautas básicas a seguir

En ese sentido, se requiere al personal policial que tenga contacto con las N.N.yA. y sobre todo aquellos de condición “trans”: preguntarles cómo prefieren que se les nombre y de allí en más, nombrarles de ese modo; incluir en todo instrumento de registro únicamente el nombre expresado, coincida o no con el que figura en el DNI; para llamar en público, utilizar el nombre de pila de su elección.

También se requiere llamar por el apellido cuando no se sepa si el nombre que figura en los registros es el que utiliza; utiliza pronombres y artículos de acuerdo a la identidad de género de la persona: masculino, femenino. Cuando existan dudas, preguntar qué pronombre prefiere que se utilice.