El anochecer del pasado domingo en el Barrio Sarmiento en la zona norte de la ciudad de Goya, a 260 kilómetros de la Capital provincial, fue violento. Luego de un par de horas de incidentes terminó con dos heridos de bala, uno aún sigue internado y otros lesionados y lesionadas por golpes.

Efectivos de la policía provincial de la comisaría quinta llegaron al lugar tras ser alertados telefónicamente por otros vecinos. Con la presencia de los uniformados, todos empeoró. Hubo más balas, piedras y botellas contra los policías y móviles policiales.

Una de las mujeres contó a un medio radial que la rivalidad entre dos familias del barrio comenzó hace unos cinco años “por el lazo de un caballo que no fue devuelto”.

Pelea vecinal

Una joven caminaba por el barrio de la mano de sus dos hijas cuando fue abordada por otra, la tomó de los cabellos y empezó a golpearla. La familia de la víctima salió en su defensa y allí empezó la reyerta vecinal que tomó más intensidad con la llegada de policías provinciales.

Hay dos jóvenes detenidos sindicados como autores de los disparos que hirieron a otros dos: un muchacho que continúa internado en terapia intensiva, recibió un disparo en uno de sus pulmones. La segunda persona que estuvo internada, pero fue dada de alta, es una mujer que recibió al menos cinco impactos de perdigones provenientes de un arma casera llamada “tumbera”. Hasta ahora hay un prófugo que sería autor de los disparos.