Un interno de la Unidad Penal N° 6 de San Cayetano murió este miércoles por la tarde en el Hospital Escuela correntino y ahora las autoridades investigan el caso ya que el recluso de 20 años murió como producto de varios golpes que recibió en la cabeza en un enfrentamiento con los celadores. El joven identificado como Exequiel García, estaba detenido por una causa de presunto robo.

Según detalla Radio Sudamericana, tuvo una “muerte encefálica, con edema cerebral difuso y se evidencia signos de contusiones pulmonares y bronco aspiración”. El secretario del Comité contra la Tortura, Jorge Isetta, comentó que “este chico tuvo un incidente aparentemente durante la mañana y estaba aislado del resto de los internos” y que por ello desde el comité “estamos recabando datos para saber qué pasó, pero estamos en condiciones de afirmar que se trata de un caso más de violencia institucional”.

Exequiel García, joven de 20 años, murió a golpes en la Unidad Penal Nº6.Radio Sudamericana

En cuanto al desenlace del enfrentamiento detalló: “Cerca de las 12 de la mañana este chico fue trasladado al Hospital Escuela con un paro y con maniobras de resucitación. Llegaron al hospital, estuvieron 15 minutos aproximadamente y lograron sacarlo del paro. Se le hizo una tomografía y cerca de las 2 de la tarde nos comunicaron que tenía daño cerebral irreversible, muerte cerebral, entonces se puso automáticamente en conocimiento al fiscal en turno para que arranque con la investigación”.

La madre de García, Laura Silvero, comentó que el día de este episodio ella le llevó cosas a su hijo: “En el penal me las recibieron como si nada. Para ese entonces mi hijo ya estaba muerto. Yo fui a las 15 horas y mi hijo ya había fallecido”. Al mismo tiempo comentó que por la mañana del miércoles habló con Exequiel y que “estaba todo bien” pero a las 18 recibió la fatal noticia y desde el Servicio Penitenciario le dijeron que “no sabían las causas”.

Una persona que trabaja en el penal le contó a mi cuñada que a los celadores se les pasó la mano de tanto que le pegaron. Eran muchos celadores para un solo chico que no tiene como defenderse, mi hijo tuvo muerte cerebral. Su cuerpo parecía una bolsa de agua de tanto que le pegaron”, comentó la mujer a Radio Sudamericana. Desde el Ministerio de Seguridad de Corrientes pidieron que se separe del cargo mientras se desarrolla la investigación a todo el personal de guardia y se inicie sumarios administrativos. La causa está en manos de la Fiscalía en turno a cargo Lucrecia Troi.