Una persona que vive en la capital correntina utiliza, en promedio, unos 164 litros de agua por día para realizar sus tareas cotidianas, valor que supera el máximo estipulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lo ubica entre 50 y 100 litros diarios.

Este dato fue corroborado tanto por la empresa concesionaria del servicio de agua potable en la ciudad de Corrientes, como por el organismo provincial como es el ente regulador de Obras Sanitarias de la Provincia.

El dato cobra relevancia por la bajante histórica que registra el Río Paraná y que si bien, por ahora no ocasiona problemas en la distribución de agua potable, mantiene en alerta a las autoridades y técnicos de la concesionaria del servicio.

De fondo el puente interprovincial Manuel Belgrano que une Corrientes y Chaco.UNNE

Cálculos

Según lo calculado por el organismo estatal: consumo o uso mensual mínimo de un hogar -con cuatro personas- en la capital provincial es de 10 metros cúbicos, es decir, 10 mil litros. Cada residencia ocupe o no ocupe esa marca, debe abonar por eso registro que es el mínimo.

Declaración

En tal sentido, el Gobierno nacional declaró formalmente este lunes el “estado de emergencia hídrica” por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná. El fenómeno afecta a Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.

Cabe recordar que, anteriormente, el Gobierno había dispuesto la conformación de un comité de crisis permanente en el ámbito del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir), encabezado por el propio jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para monitorear la bajante del río Paraná, y además se resolvió la creación de un Fondo de Emergencia Hídrica de $1.000 millones, para la asistencia de las provincias y localidades afectadas.

Impresionante nueva fisonomía del Río Paraná entre Corrientes y Chaco.UNNE