Es la segunda vez durante 2018 que el Gobierno Provincial debió asistir a la capital para que pueda pagar salarios.


Por medio del Decreto N° 3.037, el gobernador Gustavo Valdés desembolsó $120 millones para asistir a la intendente de Corrientes Eduardo Tassano. Los fondos están destinados a atender “desequilibrios financieros“ que pueda tener la Municipalidad, aunque los adelantos de coparticipación a otras 16 comunas fueron por $116 millones en total.

El decreto se firmó el 30 de noviembre pero recién se publicó en el Boletín Oficial hace unos días, desde el municipio relataron que la ayuda económica tenía como objetivo solventar los plus navideños que había prometido el intendente. “Otorgase a la Municipalidad de Corrientes un aporte no reintegrable por la suma de $120 millones en concepto de apoyo económico destinado a paliar el desequilibrio económico-financiero del Municipio de la ciudad de Corrientes, con cargo de oportuna y documentada rendición ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia”, afirma el artículo primero del manifiesto.

Es la segunda vez que la gestión de Tassano recibe un rescate financiero por parte del Gobierno provincial. El jefe comunal debió pedir ayuda a Valdés, ni bien asumió en el cargo, para poder pagar sueldos y aguinaldos. Habían recibido $80 millones como adelantos de coparticipación. Aunque esta vez la situación es diferente, ya que los montos son no reintegrables, no deberán devolverlos.

Valdés había brindado adelantos a los demás municipios por un total de $116 millones cuando subió al cargo como gobernador. Sin embargo, Capital recibió una cifra dos veces mayor en 2018 comparado con las demás municipalidades. Según publicó El Litoral.






Comentarios