Un fallo de la Cámara de Civil de Santo Tomé. La condena es abonarle al cliente la suma total de 50 mil pesos, la mitad por daño punitivo y la otra parte por daño moral.


En forma habitual se dan los incrementos de los servicios públicos y uno de los que se tienen mayores quejas es el de telefonía celular. Este caso llegó hasta los estrados judiciales cuando una persona demandó a la empresa Claro por no notificarle de un incremento en su tarifa.

Fallo contra la compañía de celulares.

La Cámara Civil, Comercial y Laboral de Santo Tomé Corrientes reconoció el reclamo de un cliente de la empresa Claro y en la sentencia la obligó a pagar a la empresa 25 mil pesos en concepto de daño punitivo y otros 25 mil pesos en concepto de daño moral por no haber advertido al cliente el aumento en la facturación de modo fehaciente.

Para los jueces “el usuario del servicio cuestionó en octubre del 2017 que la firma de telefonía produjo cambios unilaterales en el precios del servicio. Sostuvo que prueba de ello eran las facturaciones, en las que se modificaban los términos del contrato. Y agregó no haber sido notificado del nuevo abono”.




Comentarios