Córdoba lleva hasta el momento (pasado miércoles) más de 558.402 vacunas aplicadas, de las cuales 483.027 corresponden a primeras dosis, y 75.375 personas ya completaron el esquema con la segunda dosis. Si bien los ritmos de vacunación se van acelerando -por ejemplo ayer se vacunaron más de 20 mil cordobeses- son muchos los actores sociales que faltan inocular y reclaman su inmunización.

Uno de estos casos es el de los empleados privados de seguridad, quienes piden ser incluídos en los próximos grupos de vacunación. Desde el gremio Suvico aseguran que la situación es “desesperante”, ya que “asisten a familias que están en sus casas infectadas”.

//Mirá también: Llegaron a Córdoba 54.000 dosis de la Sputnik V

Es algo que venimos gestionando. Hace tiempo enviamos una nota, que firmé como presidente de la institución, al jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero”, relató Gustavo Pedrocca, representante de Suvico.

“Él derivó el expediente al Ministerio de Salud, desde donde me respondieron que de acuerdo a los criterios establecidos en el marco de consenso de expertos y la Comisión Nacional de Inmunizaciones se determinaba que, una vez cumplidas las instancias de vacunación de la población objetivo, se podrán incorporar otras poblaciones de acuerdo a la disponibilidad de dosis, la situación epidemiológica y la evidencia científica”, relató.

En este sentido, Pedrocca precisó: “Hemos despedido compañeros que han muerto de Covid-19. Estamos asistiendo a familias que no pueden salir de sus casas porque están infectadas. No podemos perder un trabajador más”.

//Mirá también: La Sputnik V superó el 99% de eficacia en vacunados de Córdoba

Finalmente, el representante compartió: “Vamos a tener que cuidarnos, porque no nos vamos a poder vacunar. No sólo quienes trabajamos en seguridad privada, sino todos los que estemos en la línea de la pandemia”.

Por el momento, la provincia prioriza la vacunación de “mayores de 60 años inscriptos, el equipo de salud y personas con discapacidad o trasplantados”, según precisó Gabriela Barbás, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud.