Este miércoles, la provincia de Córdoba contabilizó 35 fallecimientos, 4.996 nuevos casos de coronavirus, y una ocupación de camas Covid que alerta. Según comunicó el Ministerio de Salud, la ocupación creció a un 78,1%, con 2.581 personas internadas. Una cifra que se acerca al 80% tope, donde las autoridades alertan el regreso a fase 1.

//Mirá también: Preocupación en Córdoba por la falta de personal médico: “El sistema está desbordado y estresado”

De esta situación sanitaria, la doctora Sonia Nieva, titular del COE de Punilla, aseguró que esto “se podría haber evitado”. La profesional fue consultada por Radio Universidad, y explicó que entre los profesionales de la salud “se piensa que todo esto que pasa, se podría haber evitado, porque la mayoría de los contagios son por reuniones sociales o familiares”.

La también directora del Hospital Domingo Funes agregó que “es duro ver fiestas clandestinas con 200 o 300 personas y nosotros trabajando para que la gente se salve”. Respecto a este tema, opinó “hasta que los muertos no sean de ellos, no les importa, cuando tengan un familiar muerto o internado crítico, ahí les va a importar pero ya va a ser tarde”.

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: el viernes anunciarán nuevas medidas

“Lo mismo pasa con los grupos que no creen en la pandemia ni en las vacunas”, opinó, y sostuvo que ven con buenos ojos “las posibilidades de restricciones y mayores controles” para enfrentar la saturación en hospitales.