Atenas seguirá siendo el único equipo en jugar todas las temporadas de la Liga Nacional de Básquet. Porque sentenció la serie de playoffs al derrotar a Bahía Basket por 70 a 60 y asegurar la permanencia. El “Griego” se quedó con el primer punto luego de vencer a los bahienses por 84-68 en la serie al mejor de tres. Alivio en General Bustos.

//Mirá también: “Jugaba con la camiseta de Milanesio, no quiero ser el jugador que se vaya al descenso con Atenas”

El segundo encuentro de la serie al mejor de tres se jugará este jueves a partir de las 21 y la transmisión se podrá seguir a través de TyC Sports. Al igual que el primer partido, se disputará en el estadio Templo del Rock, del club Obras Basket. Y de ser necesario un tercer enfrentamiento se llevará a cabo el domingo, también a las 21.30, en el mismo escenario.

Con la victoria del martes Atenas ya dio el primer paso y se encuentra a solo un triunfo más de asegurarse la permanencia en la Liga Nacional; mientras que Bahía está obligado a ganar para forzar un hipotético tercer juego y evitar el descenso a la Liga Argentina.

En esta temporada se enfrentaron en tres oportunidades, todas con victorias de Atenas. En fase regular fue 104-83 en el primer encuentro (23 de diciembre del 2020) y luego por 101-96 en doble suplementario (18 de marzo del 2021). Este martes, el más reciente festejo del Griego fue 84-68. El historial en Liga Nacional quedó ahora 12-11 a favor de Atenas.

//Mirá también: Atenas y un triunfo que lo deja cerca de la permanencia

La clave de la victoria de Atenas en el primer encuentro pasó por el buen trabajo de dos de sus figuras: Leo Lema y Joseph Nzeakor. El pampeano firmó 16 puntos y 9 rebotes, mientras que el extranjero fue la estrella con 25 más 9. Ahora bien, el Griego fue muy superior en la batalla aérea con 48 a 35 en rebotes, tomando dentro de este total la clave de que le tomó diez rebotes más en defensa a su rival.

Bahía volvió a tener problemas en el costado defensivo y quizá su mejor versión se vio en ese tercer cuarto, donde pasó de perder por 20 a descontar distancias a 8 (de 51-31 a 55-47en 5 minutos). Lo hizo a fuerza de los triples y el talento de Caio Pacheco, que convirtió tres bombazos en ese pasaje, donde también se destacan los buenos trabajos de Lugarini, sobre todo en defensa, y Novaes en ambos costados.