En el marco de la pandemia, la histórica peregrinación que se hace todos los años al santuario de la Virgen de Lourdes, quedará suspendida.

Cada año miles de peregrinos caminan los 35 kilómetros que separan a Córdoba Capital de Alta Gracia para visitar a la Virgen. Se evaluó que por la gran cantidad de personas que participa, el santuario permanecerá cerrado los días 10 y 11 de febrero.

Es una decisión que se tomó en conjunto entre las autoridades municipales, provinciales y representantes de la iglesia.

“En esta reunión se resolvió que en este año tan particular, la mejor manera de pedir y agradecer a nuestra Santísima Madre será de manera virtual, para evitar correr un riesgo sanitario y de movilidad en la peregrinación, y de esa manera desalentar la concurrencia masiva, evitando aglomeración de personas y posibles contagios”, anuncian en un comunicado.

Del encuentro participaron el Intendente Municipal Marcos Torres, el Cura Párroco del Santuario de Lourdes David Cevoli, el Comisario Inspector Marcos Veliz de la Policía Caminera, el Comisario Mayor Rafael Salgado Jefe de la Departamental Santa María y el Director de Defensa Civil Roberto Peralta.