Este jueves un nuevo equipo de rescatistas comenzó a trabajar en un nuevo intento por trasladar los restos de Emilio Sella, el montañista hallado muerto en el volcán Nevado Ojos del Salado, en Catamarca. En la jornada del miércoles, los primeros intentos fracasaron.

Según informaron desde La Voz, las principales dificultades están en la contextura física del hombre de Jesús María, ya que medía alrededor de 1.90 metro de estatura y tenía un peso corporal de entre 90 y 100 kilos. Esto generaba un inconveniente para realizar el acarreo en las camillas de rescate y sin poder valerse de mulas a esa altura de la montaña.

A su vez, se debe tener en cuenta la necesidad de aclimatamiento que implica un ascenso de esa magnitud.

Es que Sella fue hallado sin vida por sus compañeros de travesía, entre las 18 y las 19 del martes, a casi seis mil metros de altura. El hombre había decidido quedarse en su carpa, a mil metros de la cima, mientras que el resto de sus compañeros siguieron hasta la cumbre.

La Fiscalía que interviene en la investigación confirmó que la autopsia se realizará en la capital catamarqueña. Por el momento, los compañeros de expedición y el guía se encontraban en un refugio de montaña a tres mil metros de altitud con la orden judicial de permanecer allí hasta que se aclare la situación.