La violencia del fútbol de Córdoba se evidenció esta vez en Río Cuarto, donde la delegación visitante, del 9 de Julio de Río Tercero, sufrió el salvaje ataque a pedradas del micro que los esperaba para llevarlos a casa tras el triunfo ante el local Atenas.

El partido se disputó en la tarde de este miércoles en la ciudad de Río Cuarto y correspondía a la segunda fecha del torneo Regional Amateur, con victoria del cuadro riotercerense.

Finalizado el match, los deportistas fueron hacia el micro de la delegación y lo encontraron con varios vidrios rotos a pedradas, en un hecho de violencia por el que no hubo personas detenidas, informó Radio Suquía este jueves.